• Daniella B. Ch.

¿Cómo influyen en tu peso corporal: la depresión, el estrés y el discutir en pareja?

Actualizado: 5 de may de 2020

Es un hecho demostrado que las personas que están estresadas, deprimidas o en relaciones de pareja problemáticas, están en mayor riesgo de problemas de salud respecto a sus contrapartes menos estresadas.


Se ha demostrado que el estrés, la depresión y los problemas en las relaciones, aumentan la inflamación interna (la inflamación de tus células que genera enfermedades). Y que la depresión y la soledad agravan la inflamación generada por el estrés.


Las personas con mayor autoestima, pueden experimentar menos estrés o preocupación, en respuesta a un objetivo estresante y pueden interpretar situaciones difíciles como menos amenazantes.

Depresión y obesidad: El riesgo de desarrollar depresión es de 55% en las personas obesas y las personas deprimidas tienen un 58% más de riesgo de volverse obesas.

LA DEPRESIÓN TE HACE COMER MAL Y SENTIRTE MAS DEPRIMIDO Y  VICEVERSA EL MAL COMER TE GENERA DEPRESIÓN. Tanto la depresión como el estrés elevan la producción de la hormona llamada cortisol; que estimula el apetito por alimentos ricos en calorías y también estimula la secreción de la hormona de tu páncreas, llamada insulina. Los niveles altos y mantenidos de cortisol e insulina, generan que se acumule la grasa en el abdomen (grasa visceral), eso aumenta la inflamación interna y te genera mayor riesgo a tener triglicéridos altos en sangre, que junto con una insulina elevada; son factores de riesgo para diabetes, obesidad y enfermedades cardiovasculares.

Algunos hechos al respecto de la depresión, el estrés y las relaciones de pareja son:

- La depresión mayor aumenta el riesgo de osteoporosis, síndrome metabólico (eso significa: circunferencia de cintura elevada con colesterol y/o triglicéridos altos y/o hipertensión arterial y/o problemas de azúcar en sangre o glicemia), enfermedad cardíaca coronaria, infarto de miocardio y mortalidad prematura.

- Las personas estresadas por un tiempo mantenido o crónico, son más vulnerables a la gripe común y tienen mayor incidencia de enfermedad cardiovascular e infarto al miocardio.

- Las relaciones interpersonales con problemas, también están vinculadas a muchos problemas de salud, incluyendo la enfermedad coronaria del corazón, retraso en la cicatrización de heridas, el síndrome metabólico y muerte prematura.

Relación del estres y depresión con la nutrición y las grasas OMEGA 3:


- Tanto la dieta que llevamos como la depresión, afectan las rutas del metabolismo del cuerpo que generan la inflamación. Eso nos hace más propensos a las enfermedades nombradas al inicio. La dieta modifica el funcionamiento del cerebro.

- La depresión y el stress afecta la actividad del nervio vago a nivel de todo el aparato digestivo, generando cambios en: la digestión, absorción, metabolismo y respuesta a los nutrientes.

- La depresión afecta la ingesta de alimentos en preferencias y en cantidad, generando aumento o disminución del apetito, con ganancia o pérdida de peso.

- Las dietas actuales tienen un rango distorsionado entre los niveles de grasas omega 6 (fuentes: aceites de girasol, soja y maíz, carne de ganado vacuno, carne de cerdo, margarina, mayonesa, frutos secos porque tienen omega 6 y 9 mayormente) y los niveles de omega 3. Comemos mucho omega 6 , generando un estado inflamatorio. El rango recomendado  es de 2 a 3 partes de omega 6 por cada 1 parte de omega 3, es decir; 2:1 y ¡a veces comemos hasta 15- 20 partes omega 6 respecto a 1 parte de omega3 !. A principios del siglo XX la relación entre estas grasas era 5:1 a 10:1 en promedio, mientras que en la actualidad, esta relación ha aumentado a razones cercanas a 20:1 en muchos países de occidente.

- Se está estudiando el omega 3 para su beneficio en la cicatrización de heridas en  recuperación después de cirugías las cuales, son procesos estresantes.

- Las personas a menudo comen mal y dejan de hacer ejercicio cuando están estresados o deprimidos. Tanto la comida como el ejercicio se relacionan con el grado de inflamación en tus células: a menos ejercicio y mas comida alta en grasas y azúcares, se crea mayor inflamación, alteración del sistema inmunológico y se genera depresión. A más ejercicio, más consumo de frutas, vegetales y alimentos ricos en omega 3 (como: pescados azules, yema de huevo, algas, soya, nuez de Nogal (cerebrito), aceites en semillas molidas de: linaza, chía y cáñamo, en menor cantidad en: aceite de colza o canola, oliva y aceitunas que aportan más omega 9), se genera menos inflamación y protección contra la depresión y ansiedad.

- Se observó en un estudio de 5 años de seguimiento (llamado del tipo prospectivo); cómo en adultos mayores deprimidos, aumenta la acumulación de grasa visceral (en el abdomen) lo cual contribuye mucho a la inflamación interna.


MATRIMONIOS HOSTILES Y PESO CORPORAL:


Otro estudio tomó muestras de sangre de mujeres después de consumir una comida alta en calorías, con historia de depresión y se añadió el componente de tener problemas con la pareja o cónyuge; se pidió que 2 horas después de comer discutieran un problema no resuelto. Se encontró que las calorías que gastaban en reposo (tasa metabólica basal), después de comer, se reducía en promedio de 118kcal  con respecto a las mujeres que no habían discutido, que se traduciría en 5,4kg más de peso al año. Ésto tomando solo una comida al día, donde haya peleado la pareja: “Las comidas principales proporcionan oportunidades para peleas en curso en un matrimonio en problemas, por lo que podría ser un patrón de larga data de daño metabólico derivado de la hostilidad y la depresión”.

Otros dos hallazgos resaltados por los autores en la nota de prensa del estudio anterior fueron:


- El pico de los triglicéridos en las participantes con mucha hostilidad y deprimidos medido cuatro horas después de comer, superó los niveles de todos los demás.

- Los participantes con un historial tanto trastorno del humor y un matrimonio más hostil, quemaron un promedio de 31 calorías menos por hora y tenían un promedio de 12 % más de insulina en la sangre, que los participantes con bajo nivel de hostilidad en la primera medición después de la comida.


Para asesorías revisa mis servicios en este link


Referencias:


Caldwell E. Study Shows How Troubled Marriage, Depression History Promote Obesity. Hostile interactions, chronic mood problems alter how body processes high-fat foods.[Página Web] 20 Oct. 2014. Disponible en:http://news.osu.edu/news/2014/10/20/study-shows-how-troubled-marriage-depression-history-promote-obesity/


Castellanos T, Lyssia, & Rodriguez D, Mauricio. (2015). El efecto de omega 3 en la salud humana y consideraciones en la ingesta.Revista chilena de nutrición,42(1), 90-95.https://dx.doi.org/10.4067/S0717-75182015000100012


Guiraldo Blanco, Otmara Ácidos grasos omega-6 y omega-3 de la dieta y carcinogénesis mamaria: bases moleculares y celulares.Medicentro Electrónica. 2015, vol.19, n.3, pp.132-141. Disponible en: <http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1029-30432015000300001&lng=es&nrm=iso>. ISSN 1029-3043


Janice K. Kiecolt-Glaser, Lisa M. Christian, Rebecca Andridge, Beom Seuk Hwang et al. Adiponectin, leptin, and yoga practice. Physiology & Behavior [Revista en Internet] Ene.  2012 [Citado el 17 Nov. 2014]; 107 (2012) 809–813. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25034950


Janice K. Kiecolt-Glaser, Ronald Glaser, Lisa M. Christian. Omega-3 Fatty Acids and Stress-Induced Immune Dysregulation: Implications for Wound Healing. Military medicine. [Revista en internet] Enero de 2014 [Citado el 17 Nov 2014]; 179(4):1-6. Disponible en: http://pni.osumc.edu/publications.html


Janice K. Kiecolt-Glaser, Lisa M. Jaremka, Spenser Hughes. Psychiatry and social nutritional neuroscience. World Psychiatry [Revista en internet] Junio 2014 [Citado el 17 Nov. 2014]; 13(2): 151-152. Disponible en: http://pni.osumc.edu/publications.html

Kiecolt-Glaser JK, Habash DL, Fagundes CP, Andridge R et al. Daily Stressors, Past Depression, and Metabolic Responses to High-Fat Meals: A Novel Path to Obesity. Biol Psychiatry. [Revista en internet] 9 Jul 2014 Citado el 17 Nov 2014]; S0006-3223(14)00385-0 Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25034950


Valenzuela B, Rodrigo, Bascuñan G, Karla, Valenzuela B, Alfonso, & Chamorro M, Rodrigo. (2009). ACIDOS GRASOS OMEGA-3, ENFERMEDADES PSIQUIÁTRICAS Y NEURODEGENERATIVAS: UN NUEVO ENFOQUE PREVENTIVO Y TERAPÉUTICO.Revista chilena de nutrición,36(4), 1120-1128.https://dx.doi.org/10.4067/S0717-75182009000400009


13 vistas0 comentarios